jueves, 21 de mayo de 2009

Hector Lavoe y Los Grandes Porq se nos van tan rapido

Anoche tuve un sueño loco y maravillos a la misma vez. Soñe que Jean Michel Basquiat pintaba una escena jamas imaginada e increible. Era un escenario pequeño y humilde rodeado de humo y miles de personas, en algun fuera de este estereotipado mundo. Lo que se escuchaba era tan divino como lo que yo veia. Se escuchaba un increible saxofon y quien lo tacaba era Charlie Parker, quien mas podia ser?. Y la guitarra , wow, nada mas y nada menos que Jimmy Hendrix. Cantando un cuarteto para la historia, que voces, que estilos, cada uno unico en su clase, una mezcla de lo rockeau con lo guarachau, y el boleraso: Janis Joplin, Jim Morrison, el mismoJimmy Hendrix, La Lupe y el cantante de los cantantes Hector Lavoe. Melodias llenas de alegria escondiendo el dolor y la lenta agonia de estas voces invaluables y desgarradores dramas de sus propias vidas, llenando a todos de emociones encontradas y mucho amor. En medio de la algarabia de la gente cada uno con traguito, y sus basuritas propias, como quien en medio de la oscuridad de la triste y solitaria noche cava su propia tumba; bien envueltos en su mundo elevado haciendo lo que mejor saben hacer, para olvidar sus penas, desengaños y sinsabores, pintar, tocar o cantar... Que fieston mi gente. Luego desperte para darme cuenta que fue solo un magico sueño, una ilusion. Me pregunto porque estos genios dentro de su genero cada uno se dejaron seducir por la sensualidad de las maldita droga. Droga te maldigo mil veces, aunque se que existes desde que el mundo es mundo, Te llevaste los mejores, los genios, los unicos e inigualables. Los arrancaste de la faz de la Tierra cual gusano es aplastado por un inocente niño el el patio de su dulce hogar. Todos me apasionaron, por su historia, su talento, sus deseos de hacer lo que querian hacer, que era solo regalarle al mundo lo mejor de ellos. Lo tuvieron todo y no tuvieron nada, pasaron corto tiempo de existencia en este mundo para hacernos felices, pero ello no pertenecian a este mundo, eran algo fuera de lo que nosotros podemos calificar como normal, eran demasiado grandes. Ahora vivo mi vida y mi propio drama con elos siempre en mente, porque a pesar de sus adicciones, por lo menos a mi me dieron lecciones de vida. Soy una simple mortal que vive sus inquietudes como todos, pero llevo muy dentro de mi el dolor, la soledad y ese sentimiento de perdida al igual que estos grandes maestros. La esencia de estos seres magnificos VIVE Y SON ETERNOS. GOD BLESS THE WORLD/ Vivamos en armonia!!!!!!!

1 comentario:

  1. Nos ha quedado su obra uque tú estás recordando ahora mismo, no se han ido del todo, pero, eso sí siendo grandes les ha podido la droga, buen día

    ResponderEliminar